Quemaduras solares: 10 remedios naturales para calmar el ardor y regenerar la piel

La exposición prolongada a los rayos del sol, sin la protección adecuada, puede jugar malas pasadas en nuestra piel. Cuando estás en la playa, el peligro de quemaduras solares está a la vuelta de la esquina, especialmente durante los primeros días de tomar el sol. A todos les habrá sucedido al menos una vez en la vida tomar demasiado sol y quemarse, ¡sin siquiera darse cuenta! Entonces, ¿qué hacer para aliviar el enrojecimiento y el ardor (a menudo acompañado de picazón) de las quemaduras solares?

Averigüemos qué 10 remedios naturales para calmar el ardor y regenerar la piel.

Áloe

Esta planta, de hecho, es conocida por sus propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras. Si opta por comprar un producto a base de aloe, compruebe que no contenga colorantes ni fragancias. Mejor aún si la mezcla es «hágalo usted mismo», creada directamente a partir de la planta. Si tienes una planta de aloe en casa, puedes cortar una hoja y aplicarla en la zona roja. ¡La sensación de alivio está garantizada!

Leche fresca

La leche es otro remedio eficaz para las quemaduras solares. Sumerja un paño en leche fresca y aplíquelo sobre la piel quemada por el sol durante 20 minutos. Asegúrese de usar leche entera, ya que son las grasas las que proporcionan el efecto calmante. Vuelva a aplicar cada 2 a 4 horas.

Bicarbonato de sodio

Se utiliza para desodorizar la nevera, limpiar frutas y verduras y cocinar postres … pero nunca hubieras imaginado que sería un aliado válido para calmar el dolor de las quemaduras solares? Simplemente disuelva una cucharada en agua y haga paquetes «refrescantes».

Vinagre

Ya sea de manzanas o de vino blanco, el vinagre es un conocido remedio popular para las quemaduras solares. Sumerja un paño o servilleta en una solución de mitad agua y mitad vinagre y aplíquelo en la zona afectada.

Hierbas naturales

Caléndula, menta, lavanda, tomillo y clavo. Favorecen la regeneración de la epidermis y la dermis, estimulan la microcirculación y tienen una acción antiinflamatoria y analgésica. Preparar una infusión, dejar enfriar y, con bolitas de algodón, frotar la zona afectada.

métodos naturales de quemaduras solares

Beber mucho

Al beber mucha agua, puedes rehidratar la piel y combatir su sequedad. Pero tenga cuidado de no exagerar: ¿sabía que incluso el agua puede ser adictiva?

Miel

Una fina capa de miel «cruda» aplicada en el área afectada puede reducir la inflamación y ayudar a combatir los radicales libres.

polen de abeja

No solo miel: las abejas también nos brindan otro valioso aliado para combatir los daños que provocan las quemaduras solares. El polen de abeja es un importante concentrado vitamínico, con propiedades regenerantes y antioxidantes. Y también puede ayudar a combatir el calor.

Vitaminas

Una gran porción de frutas antioxidantes ayudará a su cuerpo a repararse más rápidamente. Luz verde, por tanto, a los complementos o, mejor, al consumo de frutas y verduras (¡aunque debería ser una regla!): las zanahorias, las espinacas y los pimientos rojos son ricos en vitamina A. Frutas cítricas y vegetales de hojas verde oscuro para la vitamina C. Los aguacates, las almendras y los gérmenes de trigo están llenos de vitamina E.

Pez

Los omega-3 que se encuentran en el salmón, las sardinas, el arenque y las anchoas pueden ayudar a reducir la inflamación y promover la curación de los tejidos desde adentro hacia afuera. Pero presta atención a cómo lo cocinas. ¿No eres fanático del pescado? Pruebe con algas o incluso nueces, avellanas y semillas y aceite de linaza. Todos los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales.

En resumen, nunca te rindas: siempre hay una ruta de escape. Incluso mejor si es natural y siempre a mano.

Por otro lado, sin embargo, es mejor prevenir que curar: sería mejor no toparse en absoluto con estos problemas y tener siempre presente que las cremas solares son fundamentales, así como una adecuada exposición al sol, para la salud de nuestra piel.

Estos son los 5 pasos para conseguir un bronceado envidiable.

LEA TAMBIÉN:

REMEDIOS NATURALES CONTRA HERITEMAS Y QUEMADURAS